Cómo encender una bombilla en el microondas

Con este experimentos llamativos de quimica vamos a ver cómo encender una bombilla en el microondas. En este caso vamos a hacer que las ondas del horno caliente sus filamentos lo que provocará la ionización del gas que permanece en la lámpara. Cuando se usa una bombilla de manera convencional. Esos filamentos entran en calor gracias a la electricidad.

Se trata de una prueba sencilla, la cual no tiene mucha complejidad. Porque solamente se utilizan dos complementos que no han sido fabricados para un uso en conjunto. Por lo tanto hay que realizar el experimento con mucho cuidado. Observando las reacciones que producen y se podrá hacer durante solo unos pocos segundos.

Encender una bombilla en el microondas

encender un foco en el microondas

De no hacerse con cuidado, existe el riesgo de que la bombilla explote dentro del microondas. Es entonces que debemos hacer con precaución. Además, es imposible que un niño o escolar realice este experimento, aunque sí pueden ser testigos de la práctica del adulto.

Gracias a este experimento de química, podrás descubrir cómo funciona el consumo de la bombilla. A pesar de que también puede hacerse con una bombilla convencional, es algo que no recomendamos. Siempre es preferible la bombilla fluorescente.

¿Qué necesitamos?

  • Una bombilla fluorescente
  • Un vaso
  • Agua
  • Horno microondas

Procedimientos:

  1. Cogemos una bombilla y la introducimos en el vaso, con la zona plástica de la base hacia abajo.
  2. Añadimos un poco de agua hasta que se cubra toda la parte plástica y rosca.
  3. Introducimos el vaso con la bombilla en el horno microondas y lo ponemos en marcha durante solo 5 segundos, no excedas del límite porque podría explotar.

Explicación

En el poco tiempo que se ha tenido la bombilla en el horno en marcha, veremos cómo se enciende. Ello se debe a que el calor de forma convencional proviene de la electricidad, que en ese momento ha sido aportado por el horno microondas.

Este experimente también funciona perfectamente con una bombilla incandescente, es decir convencionales y sin agua, aunque no conviene realizar este tipo de experimento con estos elementos debido a que el riesgo es mucho mayor y la bombilla podría explotar a los dos segundos de ponerlo en marcha.

Las bombillas fluorescentes tienen un gas inerte dentro de sus elementos de fabricación, sobre todo neón, kriptón y argón. Este último es muy contaminante, el cual produce un peligro para el medio ambiente si es que no se recicla una vez finalizado su uso.

ESCRIBE UN COMENTARIO